1. Nunca te olvides de potenciar tu Marca Personal o Corporativa

Preocuparte por cuidar todos los aspectos que tienen relación directa e indirecta con tu Marca Personal es fundamental. De igual forma, si tienes una empresa, también deberás mimar el branding de tu marca y la huella que dejas en los usuarios.

Esto último es muy importante, porque ellos también te ayudarán a atraer una mayor cantidad de visitas Web y tendrá mucho que ver en la mejora del posicionamiento de Marca que alcances.

Las personas son más propensas a consumir productos, servicios o contenidos de negocios o profesionales a los que ellos respetan y conocen, de ahí que haga este inciso en el tema de la Marca Personal/Corporativa.

Es por ello que una buena estrategia de branding te servirá no solo para darte a conocer y conseguir mayor prestigio, sino que además para que la presencia digital de tu negocio o empresa te impulse a obtener una gran cantidad de tráfico web.

En mi caso, por ejemplo, una de las primeras decisiones estratégicas en cuanto a Marca que tomé al comenzar, fue escoger mi propio nombre como el nombre de mi sitio Web y el de la URL que quería que me representara.

Porque al utilizar mi nombre en la URL y en mi blog conseguí que el mismo fuera más reconocido en Internet, se posicionara en Google y a su vez se relacionara directamente con mi sector y temática, dándome así más notoriedad.

2. Estudia a tu competencia Online y analiza su tráfico Web

Esta es una técnica que suelo utilizar, sobre todo cuando quiero encontrar temas nuevos de los que escribir en mi blog. Pero además, esta práctica es también usada en otro tipo de proyectos Online, como Webs corporativas o incluso en eCommerce.

Realizar un análisis de la competencia online consiste básicamente en estudiar cuáles son las palabras clave que mayor tráfico les aporta a mis competidores y ver cómo podría desarrollar un contenido de una calidad superior al de ellos, para de esta manera, intentar dar mejor respuesta a las necesidades de los usuarios y posicionarme mejor.

Para ello, puedes utilizar SEMrush (mi plataforma de análisis preferida), que incorpora una herramienta llamada “Traffic Analytics”, la cual es capaz de hacer un análisis completo y detallado, no sólo del tráfico de tu proyecto, sino la calidad de éste.

Pero, ¿cómo funciona “Traffic Analytics” exactamente?

La gran ventaja de esta herramienta es que, además de poder realizar un completo análisis de las visitas y su procedencia en tu sitio Web, puedes hacerlo de todos tus competidores.

Podríamos decir que, empleando “Traffic Analytics“, casi estaríamos entrando en el Google Analytics de cada uno de ellos, para poder conocer la distribución geográfica, comportamiento, etc. de las visitas que a ellos les llegan. Te invito a que investigues un poco sobre está herramienta o busca un especialista del tema para que asesore. Sigamos!

3. Optimiza tu site desde los “cimientos”

Como todo proyecto serio que se aprecie, deberás comenzar a llevar a cabo acciones desde lo más básico hasta lo que consideres más técnico, como por ejemplo:

  • Elige una buena plataforma para crear tu proyecto digital

Si tu intención al principio es probar durante un tiempo, como fue en mi caso, puedes optar por utilizar alguna de las plataformas gratuitas para hacer un blog.

Por el contrario, si lo tuyo es una decisión meditada y estás dispuesto a ir a por todas, tu mejor apuesta es invertir en la compra de un hosting de calidad e instalar un potente CMS como puede ser WordPress o PrestaShop.

  • Contrata un hosting de calidad

Son muchas las desventajas de no hacer una buena elección de proveedor de hosting desde el primer día (como te comenté en párrafos anteriores).

  • Optimiza todo el contenido multimedia que tienes en la Web de tu negocio

Si hay algo que tienen en común los lectores de mi blog y Google, es que a ambos no les gusta para nada que mi página Web tarde demasiado tiempo en cargar.

Realiza siempre un test de velocidad de carga – PageSpeed Insights de Google a todo tu dominio. Lo agradecerás tú y, sobre todo, los usuarios que te visiten.

Es por esto que si ya has elegido bien tu plataforma y hosting, ahora te toca configurar todo correctamente.

Porque las imágenes mal optimizadas que solemos incluir en nuestros artículos, son una de las principales causantes de que todo cargue mucho más lento.

Por mi inexperiencia, sobre todo en aquel primer año, muchas de mis imágenes e infografías tenían un peso y tamaño mayor al que deberían haber tenido. Corregir ese error me llevó mucho tiempo y trabajo.

Por ello, te sugiero desde el principio comprimir tus fotografías sin perder su calidad, de modo que así logres incrementar algo más tu velocidad de carga.

Este factor también beneficiará al incremento paulatino del tráfico Web.

  • Utiliza una plantilla profesional y adaptada al móvil

Otra de esas factores que les gustan mucho a los usuarios de una página, es que la misma sea visualmente atractiva y que esté adaptada a todos los tipos de dispositivos móviles.

Lo recomendable para elegir el mejor theme o plantilla para WordPress es que tenga todo lo que necesites, según tu tipo de negocio y que además no implemente demasiado código innecesario.

4. Mejora tus estrategias de SEO On page

El SEO no es sólo el medio para conseguir enlaces a tu web. Según los especialistas, existen más de 200 factores que pueden influir directa o indirectamente en tu posicionamiento orgánico.

Personalmente, al principio te recomiendo apostar sólo por optimizar todos aquellos factores básicos que tengan que ver con el SEO On-page y de ahí ir subiendo a medida que también aumenten tus conocimientos sobre la temática.

5. Mejora tus habilidades como redactor y desarrolla contenidos amplios

El escribir con cierta regularidad me ha servido para adquirir nuevas habilidades, que a su vez utilizo para generar contenidos más creativos, extensos y de mejor calidad.

Si realmente quieres aumentar tu tráfico Web, no te alcanzará con escribir artículos de únicamente 500 ó 600 palabras.

Con estos posts no solo consigo que mis lectores obtengan más cantidad de información, sino que un contenido extenso también me facilita posicionar un número mayor de palabras clave relacionadas por cada artículo. Aunque insisto, que no por escribir mucha cantidad de palabras te vas a posicionar mejor.

6. Aprende a elegir las mejores palabras clave

Este punto de la elección de las Keywords ha sido la piedra angular en la que se basa gran parte del extraordinario crecimiento de tráfico web que ha tenido mi blog en estos últimos años (casi superando el medio millón de visitas).

A día de hoy, gracias a herramientas como SEMrush, Ahrefs y SEObox, entre otras, y a que cada vez voy adquiriendo nuevas habilidades para saber elegir mejor las Long Tail más potentes, he logrado conseguir hasta ahora sumar miles de keywords posicionadas en las primeras páginas de Google.

7. Utiliza palabras clave de cola larga (o Long Tail)

La mejor manera de explicarte qué es una palabra clave de cola larga o Long Tail, es por medio de un simple ejemplo.

Tenemos la keyword semilla “BLOG”, que es muy importante, aunque al mismo tiempo es muy competida y genérica. Si la transformamos en una Long Tail, podríamos tener diferentes opciones tales como:

  • Crear un blog.
  • Cómo crear un blog.
  • Cómo crear un blog gratis.

Podrás ver en el tercer ejemplo, el más claro, lo que se denomina como cola larga. Es decir, una palabra clave genérica acompañada de otras que la convierten en una keyword Long Tail más específica y concreta.

Pero lo más ventajoso de esto, es que con la 3º Long Tail no solo te posicionas con la frase principal, sino que también podrías hacerlo con las palabras clave del 1º ejemplo (Crear un blog) y del 2º (Cómo crear un blog), que a su vez están incluidas en ella.

8. Es importante escribir pensando en las personas, pero sin olvidarte de Google

La experiencia del usuario es un factor SEO importante al hablar de estos temas, pero nunca nos debemos olvidar que, para que dichos visitantes te encuentren, primero debes ser visible para ellos.

Si te digo que al diseñar tu estrategia de contenidos deberías pensar en lo que quieren y necesitan tus potenciales lectores, estaría solo mostrándote una parte del pastel.

Porque si te olvidas de Google, tu visibilidad a mediano y largo plazo se verá severamente afectada y por consiguiente, también tu tráfico Web.

Con esto no quiero decir que no te preocupes por tus lectores y la calidad del contenido, sino que en un entorno tan saturado y competitivo como es Internet, el hacer que tu público objetivo te encuentre con facilidad debería ser también otras de tus prioridades.

Por ello, el saber adaptarte a las exigencias de Google sin perjudicar la calidad de tus contenidos de cara al lector, es una habilidad como profesional digital que te diferenciará de los demás.

Es decir, de entre los que triunfan y los que no pasan de ser uno más del montón.

Un consejo: utiliza la semántica y no cargues tus contenidos de palabras clave repetidas a lo loco. Y sobre todo, antes de escribir, utiliza las herramientas apropiadas para conocer mejor con qué keywords están buscando este tipo de contenido tus potenciales lectores.

Un ejemplo muy básico de intentar escribir pensando en lo que necesitan tus lectores y lo que es más importante para Google, es el aprender a distinguir las palabras clave que tienen una mayor relevancia antes de redactar tu contenido:

  • Vender móvil usado (3800 búsquedas).
  • Vender móvil de segunda mano (30 búsquedas).

Si escribimos con cualquiera de las dos, en esencia parecen keywords muy similares, aunque la diferencia radica en que si posicionas la 1ª te hincharás de visitas y tráfico Web y con la 2ª tendrás una frase similar pero menos importante para Google.

9. Diseña títulos muy atractivos, pero de manera más estratégica

Según mi experiencia personal, un título marca casi el 70% del éxito o no de un artículo, tanto en redes sociales como en cuestiones de posicionamiento SEO.

Con un título que sea soso o que no enganche, conseguirás que tus seguidores en redes sociales no se sientan atraídos a ver qué tipo de contenido hay por detrás de él.

Del mismo modo, si tus títulos no son llamativos, las personas no le hagan clic en los resultados de búsqueda, bajando su CTR.

Pero si además ese título no está estratégicamente diseñado con tus keywords más importantes, tampoco se llegará a posicionar en Google muy fácilmente.

Es decir, un buen contenido puede perder gran parte de su tráfico Web, por no saber diseñar el título correctamente.

Siempre el titular debe ser atractivo y optimizado para mejorar el posicionamiento SEO de ese contenido.

Diseña títulos muy atractivos pero de manera más estratégica

Un truco al diseñar tus títulos, es utilizar el plugin “Yoast” como tu aliado, porque gracias a él, podrás elegir cuál será tu Metatitle, que podrá ser, de esta manera, versión diferente del título de tu post (H1) según sea necesario.

Por ejemplo, puedes poner un título al post en el blog y con Yoast personalizar los 60 caracteres del que utilizarás para que te posicione en Google (que es el mismo que se verá en la SERP) y la meta descripción (de no más de 150 caracteres).

Además, gracias a la opción del menú de Yoast llamada social, también podrías hacer lo propio con el titular, la meta descripción y la foto de portada que se compartirá en Facebook y Twitter.

10. Ten en cuenta el CTR de cada uno de tus posts y el tiempo de permanencia

Resumiendo, diríamos que el CTR es el promedio o la cantidad de veces que un usuario le hace Clic a tus artículos cuando se le muestran en la lista de búsquedas de Google.

Es decir, el porcentaje resultante entre la cantidad de impresiones y los clics que conseguimos por cada uno de nuestros contenidos.

Cuanto mayor sea ese porcentaje o CTR, más posibilidades tendremos de seguir subiendo en la SERP (o por lo menos, no perder posiciones).

Para mejorar este CTR es indispensable, entre otras cosas, tomar muy buena nota de los consejos vertidos en el punto anterior sobre el diseño de títulos atractivos y virales.

 

¿Solución? Agregué unas mil palabras más (aprox. un 20% más del total), con contenido complementario, al final de ese título incorporé la coletilla “Actualizado 2018” y lo republiqué. ¿Resultado? En una par de semanas comenzó a subir nuevamente.

  • Intenta aumentar el tiempo de permanencia en el blog

Éste es uno de los objetivos de mi blog para los meses que restan para finalizar este año.

A pesar de que el número que poseo actualmente es relativamente normal, a mí me parece un poco alto. Por ello intentaré que descienda por debajo del 72%.

11. Las redes sociales son el aliado ideal para mi proyecto profesional

La constancia y paciencia para implementar las estrategias de social media personales, conseguí con el tiempo tener una comunidad lo suficientemente grande y activa como para apoyarme a lo largo de este camino y lograr incrementar el número de visitas a mi Web.

  • Participa en grupos o comunidades sociales afines a tu temática

Una técnica que utilicé mucho en los primeros días, cuando casi no tenía seguidores propios, y que me dio unos resultados increíbles, fue la de participar de manera activa en las comunidades de Google Plus y en los grupos de Linkedin y Facebook.

El interactuar con personas que de otra manera nunca hubieran sabido de la existencia de mi blog, me facilitó obtener tráfico social hacia mis artículos. Al mismo tiempo, le dio una visibilidad e impulso tremendo a mis perfiles en redes sociales.

A día de hoy, Google Plus ya apenas genera tráfico Web a mi proyecto. Sin embargo, por aquel entonces sí era una red social a considerar.

Un consejo: al elegir estos grupos no solo pienses en los que son puntualmente de tu nicho, sino también en los que a pesar de no ser de tu temática concreta, se podrían beneficiar de tu experiencia. 

12. Diseña una estrategia básica de contenidos

Si te soy sincero, yo no soy de los que planifica sus post con meses de antelación. Por el contrario, con al menos un par de semanas de antelación pienso el tema, les voy dando forma y luego los publico en cuestión de días.

A lo que me refiero aquí, es a que debes saber qué le gusta leer a tu audiencia, no pasar largos periodos sin publicar e intentar no ser muy repetitivo en tus temáticas.

Es decir, que tengas una estructura temporal y temática básicas más o menos coherente con tu audiencia y que además sepas reconocer cuáles son los que mejor podrían funcionar, incluso antes de publicarlos.

  • Consigue captar más suscriptores

Esto es algo en lo que no invertí mucho tiempo al principio y de lo cual ahora me arrepiento, aunque tras la Nueva RGPD, a día de hoy casi me ha tocado empezar de nuevo a montar mi base de datos.

Por ello, utilizar diferentes métodos de captación de suscriptores apoyados por una estrategia de contenidos atractiva, te ayudará a aumentar radicalmente tu tráfico web.

13. Diseña infografías, presentaciones y vídeo tutoriales

Las infografías han aportado un plus importante en cuanto a viralidad a mis contenidos y al mismo tiempo, me ayudan a obtener enlaces que apuntan a mi blog y mejoran mi posicionamiento SEO (gracias a que otros blogueros las utilizan y me citan con un enlace como autor de las mismas en sus posts).

Del mismo modo, los vídeos (como los que encontrarás en este post) se posicionan especialmente bien en Google y fomentan un mayor tiempo de permanencia de los lectores en tus artículos.

Algo que hace aumentar tu tráfico Web, indudablemente, al estar dando señales a Google de que tu contenido gusta a los usuarios.

14. Haz networking con otros profesionales

El entablar relaciones o directamente fomentar una amistad online con profesionales de diferentes sectores te puede favorecer.

Si ellos tienen una buena relación contigo, también tendrán una mejor predisposición a colaborar y compartir tus contenidos con sus seguidores en redes sociales o de hacerte menciones en sus sitios.

Con esto me refiero a entablar poco a poco relaciones constructivas para las dos partes y no tan sólo de conveniencia.

  • Escribe en otros blogs de reconocido prestigio

El hecho de escribir como invitado en otros blogs te facilitará la tarea de darte a conocer y al mismo tiempo, te aportará una puerta de entrada a nuevos visitantes para tu proyecto digital o seguidores para tus redes sociales.

15. Sé constante y disfruta del trabajo en tu blog

Si realmente quieres que tu tráfico Web aumente, comienza con tomarte esto más en serio y sé más constante.

Es decir, trabaja, trabaja, trabaja…

No pases largos periodos sin publicar, esto te perjudica en relación a Google y en temas de imagen con tus lectores.

Del mismo modo, un bloguero que no disfruta escribiendo en su bitácora, es alguien que, tarde o temprano, terminará perdiendo el interés en ella… sin olvidarte que tus lectores también notarán esta falta de motivación.

Llámanos